Regionales

Aprobados recursos para mil emprendedores en la región

Los efectos de esta pandemia no sólo son están en la salud, también muchas familias se han visto afectadas pues perdieron su el trabajo o no pudieron seguir manteniendo el emprendimiento y negocio que desarrollaban, por esto para ayudar a los pequeños emprendedores el Consejo Regional, Core Biobío, aprobó por 520 millones de pesos el proyecto denominado “Apoyo Social de Emergencia, II Etapa”, con el que se espera llegar a 1000 pequeños emprendedores de toda la región afectados por la pandemia.

“El trabajo realizado el año pasado con este programa, impulsó a poder inyectar 500 millones de pesos para llegar a más emprendedores que están sufriendo, los que necesitan reemprender. Tenemos en el Plan Covid tres pilares que son el Social, de Emprendimiento y de la Salud, y este programa se hace a través de lo social y emprendimiento porque Fosis trabaja con personas que no pueden postular a otros recursos como en Sercotec o Corfo, donde se tiene mayores exigencias, por lo que tenemos que aportar recursos, pues ellos lo están pasando mal y necesitan reinventarse como familia”, señaló Patricio Lara, presidente Core Biobío.

El programa tiene una duración de seis meses, se puede postular en todas las comunas de la región y el beneficio es para invertir en un plan de negocios postulando hasta por $440.000.- por beneficiado, todo lo que será informado a través de www.fosis.cl o en el facebook: FOSIS Biobío

“Es un trabajo colaborativo entre Fosis y el Core., pues podemos apoyar a 1000 emprendedores que necesitan de un apoyo para fortalecer sus emprendimiento y tener ingresos para sustentar a sus familias. Producto de la pandemias son miles las personas que han perdido su fuente laboral o tener que reinventarse, porque el emprendimiento que tenían ya no sigue siendo rentable y requieren el apoyo”, indicó Joaquín Eguiluz, director regional del Fosis.

Un ejemplo de apoyo y trabajo en la primera versión de este programa, es el caso de Nicole Pérez que por falta de trabajo en su familia comenzó con la venta de frutas y verduras en su domicilio, emprendimiento que se convirtió en “El Huerto de la Nico” negocio que crece y donde gracias al programa pudo financiar la compra de un visicooler y congeladora, herramientas que le permitieron mejorar el servicio que entrega a sus clientes, manteniendo frescos sus productos y contar con otros insumos congelados para la venta.

“Comenzamos hace ocho meses, pues por la pandemia mi marido quedó sin trabajo, las cuentas pasaban y teníamos que seguir sustentando el hogar por lo que decidimos emprender, así que agradecemos la oportunidad de tener dos máquinas. (Los emprendedores) Deben creer en ellos mismos y si van a pedir los recursos se debe comprar en lo que se invertirá para seguir creciendo con perseverancia, creerse el cuento, emprender y confiar. A nosotros nos ha ido bien, pues nuestras expectativas se han visto superadas. Es importante el apoyo y creer que se puede seguir”, señaló Nicole Pérez, emprendedora.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba