LocalesMulchén

CONAF construye cortafuegos en zonas de interfaz de Mulchén para protección de viviendas

 Acción de silvicultura preventiva forma parte del programa especial financiado por el Gobierno Regional.

 Más de 11 kilómetros de cortafuegos ha construido la Corporación Nacional Forestal (CONAF) en la comuna de Mulchén, de modo de proteger las viviendas que se encuentran en zonas de interfaz de los sectores de Bilbao, Barros Arana, Salto Rehuén, Los Canelos, Bureo y Alto O’Higgins. Este trabajo forma parte del programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”, cuyo objetivo es disminuir el impacto social, ambiental y económico que produce la ocurrencia de un incendio forestal en sectores aledaños a bosques o mediana vegetación.

Esta labor de silvicultura preventiva, que considera un trabajo coordinado con municipios y juntas de vecinos, se ejecutan con  maquinaria pesada contratada gracias al programa antes mencionado, que cuenta con financiamiento del Gobierno Regional.

El jefe provincial de Conaf Biobío, Miguel Muñoz, indicó que “estamos construyendo estas fajas libres de combustible vegetal, realizando un raspado hasta el suelo mineral, con el fin de, en caso de ocurrir una emergencia, disminuir la vulnerabilidad de las viviendas y lograr que los incendios desaceleren su propagación. Además los cortafuegos cumplen doble labor, ya que son relevantes para el acceso y seguro trabajo de las unidades de emergencia en caso de un siniestro”.

Además, Muñoz destacó el trabajo coordinado con la municipalidad de Mulchén. «El trabajo preventivo que hemos estado realizando se suma a los cortafuegos que el municipio ha ejecutado en otros sectores. Nuestro personal técnico trabaja mancomunadamente con las oficinas de emergencia, identificando los sectores de riesgo y generando actividades para incentivar a los vecinos a trabajar por la prevención de los incendios forestales”

Isabel Martínez, vecina del sector Bilbao, agradeció las labores preventivas. Precisó que  en su sector «viven muchos adultos mayores, que les cuesta desplazarse y que se preocupan cuando existen altas temperaturas y fuertes vientos porque se puede iniciar un incendio. Sabemos que con un salto de pavesas es muy fácil que se quemen nuestras viviendas por lo que es muy importante contar con estos cortafuegos que nos ayudan a estar tranquilos”.

En la Provincia de Biobío, Conaf realizó la construcción y mantención de más de 64 kilómetros de cortafuegos en Los Ángeles, Mulchén, Laja, Cabrero y Yumbel, comunas que forman parte del Programa “Prevención de incendios forestales en zonas de interfaz”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba