LocalesLos Ángeles

El Complejo Asistencial Angelino reforzó su compromiso con la promoción y protección de la lactancia materna

Gracias a la mejoría del panorama sanitario a nivel local, se reactivó el lactario de CAVRR, y se reforzaron los protocolos que permiten asegurar que el producto final entregado a los pequeños pacientes esté en óptimas condiciones

Del uno al siete de Agosto se celebra la semana mundial de la lactancia materna, con el fin de fomentar, promover y respaldar esta actividad, por los múltiples beneficios que aporta tanto a la salud del niño y la niña, para la madre, y la sociedad en su conjunto. Es así como este año el lema es “Proteger la lactancia materna, una responsabilidad compartida”.

Carolin Cid, matrona de la Unidad de Puerperio del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”, puso énfasis en los beneficios de esta práctica, que debiera ser exclusiva hasta los seis meses de vida del bebé, y que luego se puede complementar con la ingesta de agua, idealmente hasta los dos años de desarrollo.

“Para la madre siempre está presente la disminución del riesgo de cáncer tanto de mama como de ovario, ayuda a disminuir el sangrado post parto, aumenta el espaciamiento del próximo embarazo al servir como anticonceptivo natural, disminuye los riesgos de depresión post parto por el vínculo que se genera con el recién nacido, y permite recuperar el peso que tenía la madre antes del embarazo”, destacó la profesional.

A ello agregó que para el recién nacido existen “beneficios inmunológicos, está comprobado que quienes se alimentan al pecho tienen menor riesgos de contraer enfermedades tanto agudas como crónicas, también tiene mejor desarrollo sicomotor y cognitivo, además se ha estudiado que los niños son muchos más activos en relación a quienes se han alimentado con fórmula, y tienen una mejor nutrición”.

Actualmente, el Servicio Dietético de Leches -SEDILE- del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” funciona en conjunto con la Unidad de Puerperio y Neonatología, donde se promueve y protege esta práctica. En este último servicio existe un lactario, que volvió a funcionar al mejorar las condiciones sanitarias del país, donde previo a la extracción, las madres reciben la educación necesaria para realizar el procedimiento de forma segura e inocua.

Es así como se realiza el traslado de la leche materna -extraída ya sea en el domicilio o en el lactario- al SEDILE para su almacenamiento y envasado. Allí, se desinfecta la cara externa de los frascos que contienen el producto, y antes de almacenarlos se comprueba que estén rotulados correctamente. Luego se asegura que la temperatura de almacenamiento esté en los rangos óptimos.

Antes de ingresar al área de producción, el profesional realiza un lavado clínico de manos, y se viste con los elementos de protección personal establecidos, se desinfecta el área de trabajo, para el uso de utensilios y el fraccionamiento de la leche. Luego se entrega el cooler con las mamaderas al auxiliar encargado del traslado, para que, finalmente, una técnico en enfermería entregue el alimento a los bebés hospitalizados.

Con este cuidadoso proceso, y el apoyo constante de los profesionales especializados, CAVRR reafirma su compromiso por apoyar y proteger la lactancia materna incluso desde antes del nacimiento del bebé, ya que se promueven charlas vía telemática para las gestantes, y asesorías, con el fin de garantizar los beneficios nutricionales y de apego, que proporciona esta práctica.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba