Tomé

Programa busca fortalecer habilidades sociales post – pandemia en 300 niños y jóvenes

Se trata de “Educapaz, Herramienta reparatoria socioemocional”, a cargo de la Fundación Cepas y que, gracias al financiamiento del Gobierno Regional del Biobío, se implementará en instituciones de educación de Tomé, Coronel y Lota.

Para hacer frente a los efectos de la pandemia y el aislamiento prolongado, esta mañana se puso en marcha el programa “Educapaz”, ejecutado por la Fundación Cepas y financiado por el Gobierno Regional del Biobío, cuyo objetivo central es potenciar y promover las habilidades sociales en 300 niños y jóvenes de Tomé, Coronel y Lota.

La ceremonia de lanzamiento, realizada en dependencias del Centro Cultural y Comunitario Pabellón 83 de Lota, fue encabezada por el Gobernador Regional (s), Simón Acuña, quien explicó que “buscamos solidificar una política regional y avanzar hacia un observatorio regional de la infancia. Para eso, estas experiencias, gracias a la oportunidad de apoyar a algunas fundaciones, nos ayudan a avanzar, desde la reflexión que éstas entregan, hacia planificaciones sólidas que sirvan y puedan ampliarse a toda la región”.

Respecto a los efectos de la prolongada crisis sanitaria por Covid-19, comentó que “el impacto que ha tenido la pandemia, con la soledad, el abandono y la vulneración de derechos, tiene consecuencias hoy, pero también las va a tener en el futuro. El Gobernador (Díaz) nos ha pedido actuar oportunamente, intervenir en este momento, para no solo atender hoy a la infancia, sino que también para cimentar un futuro donde sus derechos se respeten y se cumplan”, enfatizó.

Pamela Uriarte, directora ejecutiva de la citada fundación y coordinadora de la iniciativa, detalló que “este proyecto considerará a 300 niños y niñas que, a su vez, tienen sus familias, por lo tanto hay una amplia cobertura de beneficiarios indirectos. Se trata de una herramienta de intervención socio-emocional en época de post pandemia, donde sabemos que el confinamiento generó situaciones complejas en relación a la socialización, a las emociones, con niños que dejaron de tener contacto con sus pares, de asistir a sus escuelas y a sus espacios sociales”.

“Se trata – agregó – de recuperar la convivencia, actitudes de buen trato con otros y también del nivel de lenguaje, el que también ha descendido, además de sacarlos de la dependencia de las pantallas y las redes sociales. Creemos que hay que recuperar la esencia de las relaciones interpersonales entre pares, desde ellos hacia los adultos y viceversa”, dijo.

El programa “Educapaz”, que recibió un aporte de $20 millones con cargo al presupuesto regional, tendrá una duración de seis meses y se desarrollará en jardines infantiles, escuelas y hogares de menores, recintos que serán visitados dos veces a la semana por un equipo multidisciplinario para la entrega de apoyo socioemocional, realización de talleres artísticos y acciones de vinculación con el medio.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba