Nacionales

Sistema predictivo de sequía agrícola de INIA confirma buenas noticias para el periodo estival

Definida como una Inteligencia Artificial, esta herramienta dio a conocer con tres meses
de antelación, las condiciones de la vegetación entre las regiones de O’Higgins y La
Araucanía, lo que permitirá a las autoridades tomar mejores decisiones y mitigar, de
manera más eficaz, efectos negativos en la producción agrícola.

La sequía es una amenaza que representa un riesgo constante para las y los productores agrícolas. La disminución de las precipitaciones dificulta las posibilidades de riego de los cultivos y ocasionan pérdidas para el rubro, afectando principalmente a la Agricultura Familiar Campesina del país.

Preocupados de esta realidad actual, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA),
perteneciente al Ministerio de Agricultura, desarrolló una innovadora tecnología que
permitirá predecir si habrá sequía agrícola durante el verano. Definida como una
Inteligencia Artificial, esta herramienta dará a conocer con tres meses de antelación, las
condiciones de la vegetación entre las regiones de O’Higgins y La Araucanía, lo que
permitirá a las autoridades tomar mejores decisiones y mitigar, de manera más eficaz,
efectos negativos en la producción agrícola.
 
El lanzamiento de este sistema se realizó esta mañana en dependencias del Ministerio de
Agricultura, donde además se presentó el primer informe emitido por el instrumento. La
instancia, estuvo encabezada por la subsecretaria de Agricultura, Ignacia Fernández, la
directora nacional de INIA, Iris Lobos y el investigador líder del equipo de Riesgo
Climático de INIA, Marcel Fuentes.

“Para nuestro ministerio es fundamental contar con herramientas predictivas respecto del
impacto que está teniendo el clima por sobre las capacidades y condiciones de la
producción agrícola, ya que necesitamos transitar de un modelo que ha estado centrado
más bien en gestionar emergencias, de manera tal de anticiparnos y poder tomar
decisiones que apoyen la continuidad de la producción”, señaló la subsecretaria.
 
“Parte importante de nuestro desafío sobre seguridad alimentaria tiene que ver con la
producción de cultivos que son de temporada. Se siembra y se cosecha anualmente y, por
lo tanto, la información de esta naturaleza tiene un impacto importante sobre la decisión
de siembra y eso es relevante para evitar pérdidas potenciales para los productores”,
agregó.

Pacifico Medios

Respecto al funcionamiento y eficiencia de este sistema, el Investigador de INIA y director
del proyecto, Marcel Fuentes, explicó que tiene un 95% de asertividad y que utiliza
algoritmos matemáticos e imágenes satelitales para predecir la situación de la vegetación.
“Mediante el análisis de estas imágenes y su correspondiente índice de vegetación,
entrenamos una red neuronal para predecir tendencias futuras en la vegetación. Esta red,
utiliza inteligencia artificial e integra conocimientos de agronomía, matemáticas, ingeniería

e informática. Con datos históricos, la red aprende y mejora su capacidad predictiva para
asistir en la toma de decisiones agrícolas”, precisó.
 El investigador además detalló que los reportes serán enviados todos los meses a la
Unidad de Gestión de Riesgo de Desastres Agrícolas (UGRA) del Minagri, para la toma
de las decisiones estratégicas en los territorios, según nivel de afectación.
 
Condiciones favorables para el verano 2024
 
Respecto a las condiciones del verano 2024, el primer informe del sistema de predicción
anticipó buenas noticias para los agricultores y autoridades del país, ya que se pronóstica
que la vegetación presente condiciones positivas. Sólo algunas comunas cuentan con una
proyección levemente desfavorable.
 
En esa línea, las comunas que presentan alerta son: Peralillo en la región de O´Higgins;
San Clemente, Sagrada Familia y Curicó en la región del Maule; Ñiquén, Chillán, El
Carmen y Pinto en la región de Ñuble; Santa Juana, Quilleco y Antuco en la región del
Biobío; y Perquenco de la región de La Araucanía.   

 La directora nacional de INIA, Iris Lobos, destacó la relevancia de este primer informe ya que “es crucial adelantarse a los impactos futuros de la sequía, a través de un pronóstico para ayudar a las autoridades en la planificación y optimización de la distribución de los recursos económicos y mejor manejo del agua de riego”.
 
Previo al lanzamiento de esta nueva tecnología, INIA ya realizaba mes a mes monitoreos satelitales de la vegetación y de la sequía agrícola, para proporcionar información relevante a las autoridades regionales y nacionales sobre la declaración de zonas en emergencia agrícola. Además, cuenta con una Red de Agrometeorología con 374
estaciones desde Arica a Punta Arenas. Uno de sus productos es un boletín mensual
agroclimático, que proporciona un reporte de la situación climática por región, con
recomendaciones de manejo para los cultivos y ganado de cada territorio.

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Siguenos en TIKTOK

Suscríbete a nuestro canal de YouTube

Pacifico Medios

Recibe nuestro newsletter

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba