Politicas

CÁMARA APRUEBA ACUSACIÓN CONSTITUCIONAL CONTRA VÍCTOR PEREZ

SE TRANSFORMA EN EL PRIMER MINISTRO DEL INTERIOR SUSPENDIDO DE SU CARGO DESDE EL RETORNO DE LA DEMOCRACIA

Este martes, la Cámara de Diputados aprobó la acusación constitucional presentada contra Víctor Pérez. Con esto, el titular del Interior se convierte en el primer ministro en ejercicio de la cartera suspendido en el cargo desde el retorno de la democracia. Tras una jornada que se extendió por más de cinco horas, la Cámara aprobó el libelo por 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención. Antes de ingresar a la sala de la Cámara de Diputados, Pérez anunció que no invocaría la cuestión previa, decisión que coincidió con la tomada por la defensa del exministro de Salud, Jaime Mañalich, quien sorteó una acusación constitucional a mediados de octubre.

Ayer se conoció que Pérez fichó a Gabriel Zalianski -quien también representó a Mañalich- dejando atrás a sus abogados Mario Rojas y Alejandro Espinoza quienes en el escrito de contestación argumentaron “que las fuerzas de orden y seguridad, es decir, Carabineros, no dependen de Interior bajo un estado de catástrofe, sino de los jefes de la defensa, quienes están al mando del Ministerio de Defensa, liderado por Mario Desbordes, lo que desató un conflicto al interior de La Moneda, desatando la molestia del Presidente Sebastián Piñera y de Renovación Nacional.

Según trascendidos se consignó que en una reunión sostenida ayer por los senadores gremialistas se analizó la posibilidad de que el jefe de gabinete renunciara a su cargo antes de que el libelo se vote en el Senado. Sin embargo, en La Moneda fueron enfáticos en señalar que Pérez no saldría anticipadamente y que ya transmitió esa decisión a su entorno y al Presidente Piñera.

“LOS ARGUMENTOS JURÍDICOS DE ESTA ACUSACIÓN SON POTENTES Y LA DEFENSA NO HA PODIDO DESVIRTUARLOS”

El diputado Gabriel Ascencio -quien representó a la parte acusadora- sostuvo que “no son los manifestantes quienes ponen en peligro la democracia, tampoco las acusaciones constitucionales». La democracia y nuestras instituciones “tambalean”, dijo, «se debilitan y se ponen en peligro cuando las autoridades en este país, en este caso, el Ministro del Interior y Seguridad Pública, Víctor Pérez Varela, infringen la Constitución y nuestras leyes o dejan a estas sin cumplir, como se ha demostrado contundentemente durante el desarrollo de esta acusación”.

“Los hechos y los argumentos jurídicos de esta acusación son potentes, de las más claras que hemos tenido en este Congreso, y la defensa no ha podido desvirtuarlos; por el contrario, ha intentado desviar esa responsabilidad, y ha caído en versiones contradictorias incluso con otros miembros del Gobierno y de sus propios subordinados, como Carabineros de Chile”, sostuvo el diputado.

“LA ACUSACIÓN IMPLICA A UNA RENUNCIA A LA BUENA POLÍTICA”

“Aquí he descubierto una realidad. Las decisiones parecen estar tomadas antes de que se escuchen los argumentos de las partes (…) Hay una puesta en escena que no se condice con la gravedad de lo que está en juego”, partió diciendo el abogado Gabriel Zalianski, quien recordó que hace menos de un mes estuvo presente en la sala defendiendo al extitular de Salud, Jaime Mañalich. Zalianski sostuvo que en el primer capítulo del libelo, “se crítica al ministro por enfrentar el paro de camioneros con una actitud propia de la actividad política”. Frente a los cuestionamientos por no haber aplicado la Ley de Seguridad Interior del Estado, el defensor sostuvo que si con esto “se pretende judicializar un conflicto político”, representaría un “precedente peligroso”. “Esta acusación pretende que todo requiera de Ley de Seguridad del Estado (…) El derecho penal no resuelve los problemas políticos de una sociedad, no hubiera resuelto el paro de los camioneros, es peligroso el camino que nos invitan a emprender”, sostuvo.

En tanto, sobre al actuar de Carabineros, el abogado planteó que “un problema estructural de nuestras fuerzas de orden público que no pueden ser imputadas» a Pérez. “La conclusión de los tres capítulos es ministro Pérez no dialogue, aplique la seguridad del Estado, siempre, use la fuerza pública en todo”, aseguró Zalianski, y agregó que “toda la acusación implica una renuncia a la política, a la buena política”.

Respecto a la polémica defensa que esgrimieron los antiguos abogados de Pérez -episodio que fue citado en varias oportunidades por los diputados- Zalianski sostuvo que “el acusado es el ministro y no sus abogados” y agregó que «los abogados que me antecedieron dan cuenta de una interpretación jurídica posible, pero al escuchar a los acusadores uno advierte solo una interpretación política de dicha interpretación jurídica”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba