Arauco

COMUNICADO PUBLICO COMUNIDADES LAGO LLEU LLEU

Ante los constantes ataques y hostigamiento hacia nuestros dirigentes, los representantes de las comunidades del Lago Lleu Lleu declaramos lo siguiente:

– Movimientos armados como la CAM y Franja Lavkenche insisten en hostigar y estigmatizar a nuestros dirigentes a través de sus comunicados en redes sociales y rayados, dirigentes que han sido legítimamente mandatados por las comunidades de su territorio. Su interés ideológico occidental más que propio de la cultura mapuche, les hace pensar que “aquellos que no están conmigo, están contra mí”. En nuestro territorio tenemos claro que son grupos minúsculos y que están conformados en gran parte por personas que no pertenecen al territorio y que incluso hay winkas provenientes de otras ciudades y regiones del país.

– Estos grupos violentos no representan los valores, la visión ni el pensamiento de las comunidades del Lleu Lleu, estos grupos tienen una agenda propia que nada tienen que ver con las necesidades y anhelos de las comunidades del territorio. – Repudiamos y condenamos los constantes ataques y amenazas a nuestros dirigentes y comunidades, especialmente a nuestro vocero Santo Reinao, quien es un reconocido dirigente mapuche nacido y criado en el territorio, cuya trayectoria como dirigente viene de hace décadas y ha sido siempre caracterizada y reconocida por el trabajo por su comunidad, su territorio y la férrea defensa y protección del Lago Lleu Lleu. Así también, su trayectoria política por estar siempre por el dialogo, trabajar con todos sin distinciones y su enorme capacidad de gestión. Actualmente, Santo Reinao representa a más de una decena de comunidades que ancestralmente han habitado la rivera del Lago Lleu Lleu.

– Como comunidades organizadas llevamos décadas reivindicando nuestro territorio ancestral, nuestros abuelos desde el despojo, nuestros padres durante la dictadura y nosotros desde la década de los 80’s a la actualidad. La lucha por la recuperación y defensa de nuestro territorio nos ha costados peñis y lamuen acusados, detenidos, procesados y encarcelados por violencia rural y ley antiterrorista. Hemos defendido con decisión y dignidad nuestro territorio y lo seguiremos haciendo conforme a la visión y costumbres mapuche, tal como lo hicieron nuestros padres y abuelos.

– Cada uno de nuestros dirigentes pertenece por generaciones a nuestro territorio, ha sido elegido y mandatado por cada una de nuestras comunidades de manera legítima a través de sus respectivas asambleas. Nuestros dirigentes se deben a sus comunidades y sus familias, y la mayoría tienen largas trayectorias como dirigentes que los avalan.- Dejamos claro que Santo Reinao y cada uno de nuestros dirigentes cuenta con todo el apoyo de las comunidades. Entendemos que estas amenazas son con el fin de amedrentar a nuestros dirigentes, autoridades tradicionales, familias y comunidades. Asimismo, entendemos estos ataques y amenazas no solo como un ataque a un dirigente en particular, sino como una amenaza directa a todas nuestras comunidades.

– Recordar que es de público conocimiento la trayectoria dirigencial de nuestro peñi Santo Reinao, él junto a otros dirigentes ha sido uno de los principales defensores del Lago Lleu Lleu. La memoria de estos grupos parece ser frágil, pero debemos recordar que Santo Reinao juntos a otros dirigentes del territorio encabezaron la lucha contra el establecimiento de la industria salmonera en el Lago Lleu Lleu, la cual tuvo que retirar todo proyecto del lago, siendo una victoria histórica de las comunidades en la protección del Lago Lleu Lleu.

– Lamentamos que la extrema violencia empleada por estos grupos armados (formas que nada tienen que ver con el kimun y el rakizuam mapuche), haya terminado en la pérdida progresiva de su identidad como mapuche, en el irrespeto a los acuerdos al interior de los territorios y a la agresión y hostigamiento a sus autoridades tradicionales y dirigentes legítimos. Históricamente el pueblo mapuche ha sido una cultura ante todo dialogante, que delibera primero en sus propios territorios y respeta las decisiones de otros territorios, cosa que estos grupos no realizan, pues sus objetivos nada tienen que ver con la visión de las comunidades. Cualquier proceso de recuperación debe darse en torno a los acuerdos territoriales, de cara a nuestras familias y autoridades tradicionales, desde el kimun y rakizuam mapuche y no en base a ideologías occidentales que solo generan división y diferencias entre nosotros como hermanos mapuche.

– Señalar que estos hechos ocurren en un contexto de un proceso de recuperación territorial que llevamos adelante por el Fundo Choque. Este proceso de recuperación es el resultado de la voluntad de las comunidades, que luego de décadas de lucha, han decidido avanzar juntas a través del diálogo y los acuerdos territoriales. Para nosotros, lo importante siempre es nuestro territorio ancestral, pues es lo que define nuestras raíces como mapuche, y por el cual ya hay un acuerdo para su traspaso definitivo a nuestras comunidades con el actual titular del Fundo Choque (CMPC).

– Como dirigentes, seguiremos adelante trabajando por nuestras comunidades a menos que ellas nos digan lo contrario, seremos consecuentes en nuestra forma de actuar y pensar, somos mayoría, y ni nosotros ni nadie, tiene porqué someterse a grupos reducidos cuyas únicas herramientas son la violencia y el miedo. El uso de la violencia a diestra y siniestra de estos pequeños grupos solo criminaliza y estigmatiza negativamente las justas reivindicaciones mapuche. – Dejamos claro a los winka que vienen desde ciudades como Concepción o Santiago a infiltrarse en territorio mapuche que el hecho de empuñar un arma no los convierte en weichave, ni menos en mapuche.

– Vemos en el panorama político actual, que las nuevas autoridades de Gobierno, antes de garantizar la paz, la seguridad y la buena convivencia, están por permitir el actuar libre e impune de grupos que promueven la violencia indiscriminada. Hacemos un llamado a este Gobierno para que garantice condiciones mínimas de seguridad para toda la Provincia, pero especialmente en las zonas rurales, donde el abandono por parte del Estado es caldo de cultivo para grupos violentos que no hacen otra cosa que generar daño y perjuicio a comuneros y gente de esfuerzo que vive y trabaja en el campo.

– Dejamos claro que nuestro proceso de recuperación territorial no tiene vuelta atrás, no desistiremos de nuestros objetivos como territorio. Los dirigentes hemos sido mandatados por voluntad de nuestras comunidades de recuperar nuestro territorio ancestral y continuaremos adelante con organización, transparencia, valentía y convicción.

– Por último, desde el territorio del Lago Lleu Lleu insistimos en no confundir las justas reivindicaciones y demandas históricas del Pueblo Mapuche con la delincuencia y la violencia rural.

Firman:

Comunidad Segundo Yevilao

Comunidad José Lincopán Lepumán.

Comunidad Humberto Millahual

Comunidad Lorenzo Lepín

Comunidad Venancio Ñeguey

Comunidad Salto Lorcura

Comunidad Esteban Yevilao

Comunidad Lorenzo Neculqueo

Comunidad Lorenzo Pilquimán

Comunidad Francisco Millabur Cau Cau

Comunidad Pallaco

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba