Regionales

PROYECTO FIC-R UdeC y Gore Biobío apuestan por implementar un nuevo modelo de desarrollo profesional docente en la educación técnico profesional en la Región

Grupo de investigadores de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción trabaja en una iniciativa que desarrolla Capital Humano para mejorar la Innovación y Emprendimiento Productivo, que beneficiará a docentes de liceos de las provincias de Concepción, Arauco y Biobío.

Diseñar e implementar un modelo de desarrollo profesional docente en la Educación Media Técnico Profesional (EMTP) que potencie su rol, al basar sus decisiones pedagógicas y didácticas en la consiliencia científica es el desafío que se ha impuesto el Grupo de Investigación en
Educación y Consiliencia Científica de la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción.
El proyecto “Fomento del capital humano para el desarrollo económico”, ejecutado por la Universidad de Concepción, comenzó a implementarse, a fines del 2019 y tendrá una duración de 24 meses, el que es financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno
Regional del Biobío.
Como gran horizonte, se busca incrementar la capacidad de emprendimiento e innovación productiva en la Región del Biobío, según expone el doctor Abelardo Castro Hidalgo, ex decano de
la Facultad de Educación de la Universidad de Concepción y actual encargado del proyecto, quien enfatiza que para ello es un pilar desarrollar capital humano y particularmente hacerlo desde la EMTP que “está muy asociada a los sectores productivos que tenemos en la zona”, apunta.

EL MODELO
La iniciativa pretende dar vida a un círculo de investigación, que partirá capacitando para profesionalizar a los docentes de la EMTP, tanto profesores como profesionales que se desempeñan en la formación de estudiantes para que mejoren sus prácticas, para que luego sean
capaces de desarrollar fortalezas e incrementar las capacidades técnicas profesionales de los jóvenes, explica el académico. Para ello, el profesor Castro precisa que “el uso de conocimiento científico en la toma de decisiones pedagógicas y didácticas” es fundamental y es lo que se
cristalizará en un postítulo en el que se va a concretar y probar el modelo en desarrollo.
Está proyectado que “48 profesores de liceos de las tres provincias de la Región del Biobío (Concepción, Arauco y Biobío) serán parte de esta instancia”, apunta el doctor Abelardo Castro. La idea es que en este postítulo los profesores vivencien aquello que, luego, deberán incorporar en sus prácticas e impregnar en sus estudiantes, y que tiene como sustento a la consiliencia científica.

Sobre el concepto, explica que es la voluntad de unir los conocimientos de distintas disciplinas para crear un marco común de entendimiento en base a una perspectiva científica, y en el proyecto es para la toma de decisiones pedagógicas y didácticas. En este sentido, comenta que por
un lado implica capacitar y nutrir el rol docente con conocimientos provenientes de áreas como las neurociencias, psicología, pedagogía y epistemología, para que puedan comprender todos los procesos y componentes detrás del desarrollo del intelecto, aprendizajes e innovación; por el otro es articular el currículum del plan general de formación con el de las especialidades técnicas que se imparten en los liceos para que todos los docentes puedan actuar de manera integrada. Así, la generación de comunidades de aprendizaje es otra arista.
No es un reto menor, reconoce el doctor Castro, porque implica generar un cambio al interior de estos establecimientos y sobre todo porque “es un proyecto pionero, no hay otro a nivel nacional o internacional en esta área que podamos copiar y adaptar a nuestra realidad: nosotros tenemos
que construir este camino”, asevera.
En este sentido, detalla que además del modelo en su figura de postítulo, el proyecto tiene como componentes la edición de un libro en el que se incorporen los avances teóricos y experienciales de la iniciativa; creación de una plataforma virtual para apoyar a quienes participen y concentre
los productos elaborados por ellos, además de transferir el conocimiento a la comunidad educativa EMTP; y también sentar las bases de un Centro de Investigación Regional de la Educación Técnico y Profesional que colabore a superar los problemas de la EMTP.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba