Nacionales

Educación Parvularia en Tiempos de Pandemia

La iniciativa beneficia a miles de niños y niñas que no pueden asistir a las más de 800 salas cuna y jardines infantiles que se encuentran cerradas por cuarentena en el país.

Durante todo el periodo de la pandemia por Covid-19, la entrega de material didáctico y fungible a los niños y niñas que forman parte de Fundación Integra ha sido fundamental en su proceso de aprendizaje. Esto se ha podido realizar gracias al Plan de Educación a Distancia y al fortalecimiento de recursos que ha realizado la entidad, especialmente durante los últimos dos años, lo que ha permitido desarrollar una serie de nuevos contenidos educativos.

De acuerdo con José Manuel Ready, Director Ejecutivo de Fundación Integra, el incremento presupuestario en material didáctico y fungible ha influido directamente en la posibilidad de ofrecer más y mejores oportunidades de aprendizaje para los niños y niñas que asisten a salas cuna y jardines infantiles de la institución.

“En 2018 el presupuesto asignado a este ítem fue de $1.897.000.000 mientras que entre 2020 y 2021 el presupuesto superó los 10 mil millones de pesos. Esto se traduce en un incremento en la cantidad y la calidad del material didáctico y material fungible dirigido a cada uno de los jardines infantiles y salas cuna y, que dada la contingencia sanitaria, se está entregando a los apoderados junto con la canastas de alimentos que distribuye Junaeb”, dice.

Para cumplir con esta tarea, los equipos educativos de cada establecimiento seleccionan los materiales indicados conforme a la planificación que han hecho, para que cada niño y niña pueda cumplir con las actividades indicadas. “Hoy, dado el escenario actual, es un importante beneficio para los miles de niños y niñas que no pueden asistir a las más de 800 salas cuna y jardines infantiles que se encuentran cerradas por cuarentena en el país y también para los niños cuyos padres han optado por mantener el Plan de Educación a Distancia”.

Según Marcela Fontecilla, Directora Nacional de Educación de Fundación Integra, uno de los propósitos de este material es enriquecer y potenciar el proceso de enseñanza y aprendizaje de todos los niños y niñas, sin distinción alguna. Y durante el contexto de crisis sanitaria, ha sido necesario poner énfasis en seleccionar materiales didácticos que favorezcan la expresión y contención emocional de niños/as. “Esto, como una forma de potenciar espacios de interacción y vinculación afectiva tanto en las aulas como en el hogar, con el propósito de minimizar los efectos de la crisis sanitaria y su incidencia en el desarrollo emocional de ellos/as”, detalla.

La profesional pone énfasis en la evaluación del material didáctico realizada cada año por los equipos pedagógicos. “Los equipos destacan no solo la calidad de los productos, sino que también hacen referencia a las distintas posibilidades que ofrecen estos materiales, que permiten a los niños/as aprender y potenciar la imaginación, creatividad y razonamiento, entre otras habilidades”, menciona.

 Pensamiento matemático

Dentro de la planificación educativa que efectúan los profesionales de Fundación Integra cada año, desde 2020 se ha puesto especial énfasis en fortalecer en niños y niñas las habilidades lógico-matemáticas, porque su desarrollo desde los primeros años de vida les permite ampliar su mundo, comprenderlo e interpretarlo en forma gradual, resolver problemas de la vida cotidiana, ejercitar estrategias para enfrentar desafíos y establecer relaciones lógicas, entre otros, constituyéndose en uno de los núcleos de aprendizaje fundamentales.

De acuerdo con el Director Ejecutivo de la entidad, en el marco de estos desafíos se implementó el proyecto “Desarrollo del pensamiento matemático para niños y niñas de Integra”, dada la relevancia de la utilización de material concreto para favorecer el pensamiento matemático en los párvulos, cuyo presupuesto asignado  fue de $725 millones.

“En las líneas de acción del proyecto se consideró la adquisición de material didáctico seleccionado especialmente para favorecer los distintos objetivos de aprendizaje y sus contenidos matemáticos. Gracias a este proyecto, durante dos años consecutivos se implementó en cada una de las más de 4 mil aulas, un set con diversos materiales didácticos, con sus respectivas orientaciones de uso. Esto con la finalidad de aportar en las buenas prácticas pedagógicas”, afirma Ready.

Y agrega: “Hoy el proyecto se sigue fortaleciendo, a través de los distintos materiales que forman parte del Plan de Educación a Distancia y que se están haciendo llegar a los hogares de los niños y niñas”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba